El hormigón en la arquitectura

polimerico

Se está viviendo un momento en la arquitectura en el que los elementos de hormigón y cemento con muy valorados desde el punto de vista de la estética.

Hace pocos años, un elemento de hormigón o de cemento se consideraba la necesidad de tener que revocarlo o revestirlo con algún otro material, pero los adelantos en los sistemas de encofrado, así como los cambios en los gustos estéticos de los estilos arquitectónicos, hacen que hoy el hormigón se considere un material estéticamente agradable.

También han mejorado los sistemas para darles diferentes tipos de terminaciones al hormigón, así es como se puede decapar por medio de ácido, o bien se pule, puede texturizarse o esgrafiarse.

La calidad del hormigón en el diseño

El hormigón se consigue por la mezcla de varios elementos. Según sea la calidad de los componentes, y los porcentajes y proporciones utilizados en la mezcla, la calidad del hormigón va a variar.

Es normal el uso de aditivos para mejorar las características de los hormigones. Estos aditivos pueden presentarse en polvo o líquidos, y se agregan en el momento de la preparación de la mezcla, y por medio de ellos se consiguen determinadas mejoras, como puede ser la aceleración del fraguado, entregar condiciones anticongelantes al hormigón, hacer lo impermeable o plástico, según las necesidades que se tengan.

La novedad del hormigón traslúcido

Como podemos ver en todos los ámbitos de la vida, la tecnología se desarrolla constantemente y no terminamos nunca de asombrarnos de las cosas a las que se puede llegar. En arquitectura una cosa de este tipo es lo que sentimos al ver el hormigón traslúcido. Esto se consigue mediante la colocación en la proporción correcta, de sílice con cemento. El resultado son paneles de hormigón traslúcido, y con algunas correcciones, se llega a conseguir hormigón reflectante. Esto cambia las posibilidades en el diseño con hormigón.

Otra novedad conseguida por los norteamericanos, es la del cemento en spray, que sale de la mezcla de óxido del magnesio, cenizas, arenas y algún otro componente que resultan en un líquido que se puede aplicar por medio de un aerosol en la superficie que se necesite. Su uso está dado en la actualidad para solucionar problemas de fugas atómicas, con lo que podemos imaginar el poder de esa mezcla.

Otro elemento sorprendente es el hormigón polimérico. Se trata de un hormigón que tiene cuatro veces más resistencia que el hormigón tradicional. Esto le permite reforzar piezas sin la necesidad de llevar armaduras metálicas, con lo que se evitan grietas u oxidaciones por la inexistencia de hierro.

En la fabricación del hormigón polimérico aparecen resinas y arenas especiales, que se mezclan con ligantes acrílicos, que son sustitutos de cemento y de agua, consiguiendo un elemento totalmente impermeable al agua, con una gran resistencia a la intemperie.

Anuncios

Diseño del garaje en la vivienda

garaje

El tener que diseñar el garaje dentro de la vivienda es muchas veces un dolor de cabeza para el diseñador. Esto se debe a que es básicamente un espacio de depósito, pero con unas dimensiones que le dan una gran importancia dentro del diseño general.

Lo primero a tener en cuenta, es que el garaje debe formar parte de un todo, por lo que no debe quedar exento del diseño total de la vivienda. El espacio para guardar el coche no debe ser considerado como un espacio residual.

Cuando se realiza un buen diseño del garaje, se consigue mejores resultados a partir de la estética, y con un poco de imaginación se puede utilizar este espacio para otros usos.

El garaje y algo más

Si estamos realizando el diseño de una vivienda aislada, puede ser más fácil encontrar para el espacio destinado a guardar el coche, otros usos, creando un espacio polivalente que permite mayor aprovechamiento del espacio.

En una vivienda aislada, se puede crear una marquesina o galería cubierta, sin paredes laterales y que se incorpore delante de la zona de estar de la vivienda. Este espacio puede albergar el coche durante la noche, pero además puede utilizarse como una especie de estar exterior en las épocas del año que lo permitan.

Diseñar el garaje con relación al jardín

Un diseño interesante, en las viviendas que se encuentran entre medianeras, es el de colocar el garaje sobre la línea de edificación, sin un cerramiento de muro hacia la parte posterior, continuando luego con un espacio de jardín delantero, tras el cual se erige la vivienda.

Con una distribución de este tipo, se consigue dar mucha intimidad a la vivienda, ya que queda retirada por lo menos unos 8 metros hacia atrás de la línea de edificación. Incluso el jardín, si el cerramiento a la calle es bastante opaco, consigue ser un espacio de uso con intimidad, ya que queda oculto de las miradas desde el exterior.

El espacio cubierto del garaje puede ser empleado para otras actividades, como puede ser para que los niños jueguen, y el jardín puede también alojar un segundo coche al aire libre. Es un diseño que puede aportar grandes posibilidades a la vivienda.

Las dimensiones

Las posibilidades que brinda tanto el terreno que se dispone, como las posibilidades económicas deciden en gran medida el tamaño de la vivienda en general, así como el garaje en particular.

En la forma de vida de la familia actual, es muy común que en la casa existan por lo menos dos coches, por lo que lo ideal es que el garaje cuenta con una superficie capaz de acogerlos. Un garaje para dos coches puede considerarse con los autos colocados en fila, donde haría falta un ancho mínimo de tres metros por casi diez de largo, o bien colocarlos en paralelo, donde prácticamente se puede considerar un cuadrado de cinco por cinco metros.

La segunda opción sería la más cómoda, colocando dos puertas, ya que cada coche puede salir de su espacio en forma independiente. El colocar los coches en fila requiere tener que mover el primer coche para poder sacar el segundo. A menos que sea posible colocar una puerta en cada extremo del garaje.

Desde el punto de vista estético, el colocar dos puertas de garaje al lado puede afear la fachada, pero es ahí donde se debe evaluar si es mejor lo práctico o lo estético. Son decisiones que deben tomarse entre el diseñador y los habitantes de la vivienda.